La Reina de la Tinkeria: Conectando Con Mi Carpintera Interior

Sutton Walsh, Student '22

Cada curso de Término A en la escuela de Post Oak proporciona a los estudiantes habilidades especiales y nutre nuevas pasiones. Sin embargo, durante muchos años, el Término A de carpintera ha estado en las sombras. Cuando aparece junto a "viaje a Jamaica" o "diversión de golf" en el formulario de preferencia Término A, los estudiantes subestiman rápidamente la verdadera diversión del curso. Admito, antes de este año, yo había sido una de esta tonta multitud. Pensé que solo los chicos nerd eligen el curso, y que necesitas conocimientos de matemáticas y maquinaria. Sin embargo, después de mi experiencia en Término Jote, descubrí la fría y dura verdad. Vi la luz, y no había vuelta atrás. 

Displaying Photo noteEl primer grupo avanzado de carpintería estaba formado por solo cuatro estudiantes de Post Oak que tienen algunos antecedentes de carpintería. Yo fui el estudiante más informado porque he hecho tecnología de diseño y un Término Jote de carpintería. El curso fue dirigido nada menos que por el experto de madera: Mr. Grisbee. A lo largo del curso, cada uno creó un proyecto único y avanzado. Los proyectos abarcan desde un gran estante por su armamento medieval a una tabla de cortar de ilusión óptica. Siendo el gran dueño de perro que soy, yo elijo hacer un soporte de tazón de perro para mi perro, Baker. 

Porque nuestros proyectos eran diferentes, cada de nosotros teníamos un proceso de construcción muy diferente. Los primeros días se dedicaron a dibujar y planificar nuestras actividades. Necesitamos hacer dibujos más detallados con mediciones precisas. Después, fuimos a los lugares favoritos de cada hombre de treinta años: Home Depot y Rockler. Compramos mucha madera, volvimos a la escuela, y comenzamos la transformación.

A lo largo del curso, usamos muchas herramientas eléctricas, creamos mucho aserrín, y escuchamos muchos ruidos fuertes. Compartimos el primer proceso: fresando la madera. Por eso, usamos el “jointer” y el “planer” para que la madera pueda tener espesor uniforme. Después de eso, el curso se volvió más individualizada y trabajamos con la ayuda de Mr. Grisbee para hacer nuestro proceso específico. Todos de nosotros encontramos problemas como medidas imprecisas, pero estos retos causan proyectos más mejoras, sofisticadas, y únicas. 

Después de ocho días de trabajo duro, nuestros proyectos finales demostraron que este curso fue un gran éxito (¡como cada Término A en la escuela de Post Oak!). Vi una mejora masiva en mis habilidades para trabajar la madera y mi confidencia con las herramientas eléctricas. Ahora, creo que soy la niña en la escuela quien sabe más sobre madera. Puedes llamarme “la reina de la Tinkeria.” Sin embargo, este curso definitivamente no es para cada estudiante, y lo recomiendo para los estudiantes con una mente creativa y quien tenga habilidades de pensamientos críticos. Espero que, un día, el curso obtenga el reconocimiento que se merece.

Recent Stories

The Post Oak Difference

Learn More About Us

Learning Outside Boundaries

Read about our travels